El pasado mes de Noviembre, Aleji, mi cuñada, nos invitó a darnos una vuelta por Turquía.

Al principio, como muchos de ustedes, pensé:

«Uff que viaje tan largo»

«Será seguro?

«Es probable que tengamos que invertir muchísimo dinero y la verdad, no se qué tanto se hace en Turquía»

Afortunadamente mi familia es bien terca.

Andrés nos apuntó en el tour y fue el mejor regalo de cumpleaños que pude recibir porque la pregunta que realmente deben hacerse es: Qué no se hace en Turquía?

Muchos me han preguntado por mi experiencia, así que aquí va!

Estos son mis must y mis highlights, sobre nuestra visita a Turquía.

En orden de preferencia:

Mi top 3.

Capadoccia: 

Por lejos mi ciudad favorita del viaje.

Esta fascinante región, única en el mundo, se caracteriza por su paisaje lunar con extrañas formaciones de lava procedentes de la erupción del Monte Erciyas y de la acción de la erosión.

En ella se encuentras pequeñas poblaciones e iglesias excavadas en la roca, ciudades subterráneas construidas como refugios para los cristianos y las famosas chimeneas de las hadas.

Como si esto fuera poco, es uno de los lugares más recomendados, a nivel mundial, para volar en globo aerostático.

A más de 800 mts de altura y con temperatura de -5 grados centígrados, viví uno de los amaneceres más lindos de mi vida.

Un cielo naranja, decorado con 100 globos de colores y mucho, mucho amor.

El paseo en globo fue una inversión adicional a la que hicimos, pero les aseguro que son los $215.00 mejor invertidos en mi vida. 

Pamukkale:

El segundo lugar de mi lista se lo lleva la antigua Hierapolis y el Castillo de Algodón.

Una maravilla natural caracterizada por gigantescas cascadas blancas, estalactitas y piscinas naturales formadas a lo largo de los siglos por el deslizamiento de aguas cargadas de cal procedentes de fuentes termales.

Definitivamente un regalo a la vista y un must en este país.

Estambul: 

Llena de energía, colores, texturas, acentos, belleza y nuevos sabores.

En Estambul nada es discreto, todo es fascinante.

Moverse en metro y tranvía es bastante simple, así que esa sería mi recomendación.

Hay mucho que ver pero lo que no pueden dejar de hacer es visitar el Grand Bazar y negociar con los turcos el precio más bajo, si quieren sentirse en casa, la palabra «Indirim» significa descuento en turco, pero con decirle: «Dame un precio más bajo» empieza el show.

Es realmente emocionante ver qué pueden bajarle hasta un 70% al precio inicial, así que no se dejen.

Otro must es el paseo por el Estrecho del Bósforo, ver el atardecer mientras paseas en ferry, disfrutas de los palacios de los sultanes y tomas un buen te de manzana no tiene precio.

En Estambul hay más de 3,000 mezquitas, la mas famosa es la Mezquita Azul. 

Sin importar la religión que tengas, necesitas ver como viven y rezan los musulmanes y las musulmanas.

Es un mundo que para nosotros puede ser controversial, pero que funciona para el 90% de la población en Estambul.

Finalmente, visita la calle Taksim. 

Muy popular para los turcos, por eso, para nosotros los turistas, está llena de vida, shopping, comida y fiesta.

Escucha a Tarkán (que después de 20 años sigue pegado) y lánzate una buena rumba.

El resto también es envidiable.

Este es mi top 3, ahora bien, vimos mucho, mucho más y todo era increíble, así que no me parece justo dejarlo por fuera.

Como una imagen vale más que mil palabras les dejo este resumen del resto de nuestros 11 días en Turquía.

Caballo de Troya

Troya. La fama de la ciudad procede de “Iliada” de Homero y la Guerra de Troya contra los griegos, iniciada por los amores de Paris y Helene, que termino con el caballo de Troya.

Asclepion, el famoso hospital del mundo antiguo, dedicado al dios de la salud, Esculapio. Aquí vivió el célebre médico, Galeno.

Efeso, la ciudad antigua mejor conservada de Asia Menor, que durante los siglos I y II llego a tener una población de 250.000 habitantes. Esta ciudad monopolizo la riqueza de Oriente Medio.

Konya, donde paraban antiguamente las caravanas de camellos en la ruta de la seda.

Ankara. El Mausoleo de Ataturk, primer presidente de Turquía.

Algo más? 

Las personas que nos acompañaron en el tour que se volvieron amigos, familia.

Oportunidades de mejora?

También las hay.

Turkish Airlines dejó más de 50 maletas en Estambul y aunque todas llegaron bien a casa, debo decir que, pasamos el mal rato.

Aún esperamos la indemnización de la aerolínea, así que les contaré que tal.

Qué tienen que hacer para vivir esta experiencia?

Contactar a Turismo al Vuelo, la agencia colombiana que coordinó todo por nosotros y preguntar por Marcela.

Ellos hacen la alianza directa con Meridiam, la agencia turca que hace todo posible.

Los hoteles son todos 5 estrellas, la comida es deliciosa y está todo incluido.

Pagaras por algunos almuerzos y los regalos que quieras llevar de cada ciudad.

Por favor, cuando hablen con Marcela, pidan de guía a Jaco, es lo mejor que les puede pasar.

Habla perfecto español y es una de las personas más planificadas que conozco en la vida, sin él nuestro viaje no habría sido igual.

Cuánto debo pagar? 

Por el tour, que incluye tickets aéreos, estadía en todas las ciudades, desayunos y cenas, traslado terrestre y todas las entradas de las visitas turísticas, pagarán $1,500 por persona y pueden hacerlo con tarjeta de crédito, desde cualquier parte del mundo.

Quieres saber más? 

Déjame un comentario y estaré feliz de contarte más detalles.

Seguro me emociono y volvemos juntos a Turquía.