El pasado Noviembre, en mi viaje a Turquía, descubrí la magia del aceite de Argán y me de inmediato me volví presidenta de su club de fans.

Por eso, hoy en «LO IN», quiero compartir con ustedes mi rutina diaria con él, sus beneficios y por supuesto, mis marcas favoritas.

El aceite de argán es un producto cosmético y comestible que se obtiene tras un proceso de secado de los frutos del árbol de Argán (Argania spinosa) expuestos al sol.

Una vez secos, se extrae la semilla de la almendra manualmente y pasa a prensarse en frío. Esto constituye un proceso mecánico ausente de productos químicos.

Rico en vitamina B y antioxidantes, ofrece múltiples beneficios, pero éstos son los que me llevaron a incluir a esta maravilla en mi rutina diaria:

Beneficios Cosméticos:

  • Es cicatrizante, por lo que ayuda a sanar heridas, quemaduras y reducir o evitar la aparición de estrías. Por eso, si estás embarazada, el aceite de argán debe ser un must en tu vida.
  • Hidrata el cabello, la piel, los labios y las uñas.
  • Es un excelente tratamiento contra el acné incluso para pieles grasas.

Mi rutina diaria con aceite de Argán.

Les confieso que antes de quedar embarazada no tenía este hábito, pero nada como una nueva necesidad para darnos la oportunidad de conocer productos que resultan cambiarnos la vida.

Actualmente, después de cada ducha, uso en todo el cuerpo y cara el acondicionador corporal de Lush: Ro’s Argan.

Es suave, se quita fácilmente y deja mi piel lista para recibir una segunda fase de hidratación.

En el día:

Utilizo la crema Cocoa Butter de Palmers. Que tiene (entre muchos otros componentes) aceite de argán.

Es ligera, se absorbe rápidamente y me permite darle cariños a diario a mi barriguita.

En la noche:

Me tomo un poco más de tiempo y aplico el aceite de argán puro (o como le dicen en Turquía: El oro del desierto) en todo el cuerpo y me acuesto a esperar que me haga más hermosa.

El que uso es de marca Olivine y lo traje de Turquía, pero sabrán reconocer que cualquier otra marca es 100% pura, por su color amarillo claro que viene prácticamente sin olor.

Es un tratamiento a fondo que uso en el cuerpo, el cabello como mascarilla hidratante, en las uñas, la cara y los labios.

Pongo el aceite en mis manos y me hago un masaje que termina siendo un premio para todo el cuerpo.

A mi me ha ido genial. Hasta ahora (casi 7 meses de embarazo) me encanta la apariencia de mi piel y mi cabello, tanto que creo que se volverá un hábito vitalicio.

A pesar de eso, en algunos casos el aceite de argán puede generar alergias o dermatitis, así que por favor, hagan la prueba en un área pequeña del brazo antes de darse «el baño» (por si acaso) y consulten a su médico.

Hay algo más que quisieras saber de este tema o de mis rutinas diarias?

Mejor aún, cuéntame algo de las tuyas en los comentarios y vamos a compartir.