Cuando eres mamá por primera vez te sobran ganas de hacerlo muy bien, pero no sabes ni por dónde empezar.

Por eso, desde los primeros días, empiezas a sumar aliados especialistas que te enseñen y acompañen durante el proceso.

Por tradición, el primero en la lista, es el médico ginecólogo-obstetra, quien verifica todo vaya bien, da los primeros consejos y se convierte en parte de la familia desde ese momento.

En nuestro caso elegimos a la Dra. Icela Subía, que venía altamente recomendada, estaba afiliada a la red del seguro (lo cual para mi es un must) y además compartía nuestra filosofía de «mientras más natural sea todo, mejor»

Icela ha sido más que mi doctora. Es mi consejera, mi cuidadora y mi complice. Ha estado a nuestro lado estas 38 semanas y llevará mi embarazo hasta el final.

Pero además de ella, tuve la suerte de conocer a Astrid y a Ely. Esposos, padres y especialistas en maternidad.

Juntos crearon Maternity Coach Team, un servicio de asesorías, formación y acompañamiento para nuevos padres y no dudé en sumarlos a mi team de aliados.

Maternity Coach Team

Astrid es doula y consejera certificada de lactancia materna, Ely es fisioterapeuta y juntos comparten sus conocimientos con mucha pasión y dinamismo.

Su principal objetivo es brindar herramientas para la vida de los nuevos padres, desde una perspectiva muy realista, humana y empática.

Son embajadores del parto respetado, de la lactancia exclusiva y de la necesidad de creer que el rol del padre es tan importante como el de la madre.

En 3 sesiones de coaching en casa (de unas 3 horas cada una) Andres y yo aprendimos todo lo que necesitábamos saber para sentirnos seguros, tomar las mejores decisiones y conectarnos más que nunca.

Aquí están los highligths del curso:

  • Desarrollo emocional durante la gestación. Cómo influyen las hormonas? Cómo la madre puede manejar efectivamente las emociones y cómo el padre puede mostrar su empatía ante ellas?
  • Fisiología del Parto. Nuestro cuerpo está diseñado para dar a luz de manera natural, conocerlo a detalle es importante. Solo así podremos saber de lo que somos capaces e identificar las complicaciones por las que estaría bien indicada una cesárea.
  • Cambios físicos y sexualidad en el embarazo. Cómo y por qué cambia el cuerpo de la mujer? A dónde van los kilos de más? Cómo es el sexo durante el embarazo? (Desde posiciones hasta cómo compenetrarse aún más)
  • Conciencia y fisiología del dolor. Aprender técnicas de respiración para manejar efectivamente el dolor. Conocer el proceso y los picos de dolor durante el parto. Practicar las posturas, masajes y ejercicios que te ayudarán a mantenerte enfocada en el objetivo y disfrutar cada contracción porque cada una de ellas te acerca a tener a tu bebé en brazos.
  • El rol del padre durante la gestación, el parto y el puerperio. Cómo ser el mejor compañero y acompañante de la madre. Tips para desarrollar el apego en el vínculo padre-hijo desde el día uno. Qué debe cuidar una vez que mamá y bebé estén en casa?
  • Lactancia materna y primeros cuidados del bebé. Desde el calostro hasta la leche madura. Posturas para amamantar. Cómo hacer un banco de leche? Depresión post-parto. Cómo cuidar del bebé?Temperatura, alimentación, digestión y sueño. Picos de Crecimiento y signos de malestar en el bebé.

Cada tema va acompañado de sus experiencias como padres/coaches y de muchas risas.

Una vez finalizado el curso entras a formar parte de una comunidad de padres que como tu, van aprendiendo algo nuevo todos los días.

Astrid y Ely siempre comparten información valiosa, de esa manera podrás contar con su apoyo siempre.

También puedes pedirle a Astrid que te acompañarte durante la labor de parto en su rol de doula o ayudarte en tu iniciación a la lactancia materna (que para algunas nuevas mamás es muy difícil)

Una doula no es un personal sanitario, tampoco una profesional de la salud. No es una matrona, no hace diagnósticos, ni da tratamientos. No atiende el parto ni hace terapias.

Una doula es tu consejera, tu acompañante, tu apoyo.

Es por eso que para mi fue perfecto tener a estos tres aliados en mi camino a convertirme en mamá porque las doulas y coaches complementan el trabajo que hacen los doctores y viceversa.

Quieres lo mejor de los dos mundos? Puedes tenerlo! No tienes que elegir.

Mi consejo es que busques profesionales que se sientan cómodos trabajando juntos, sabiendo que cada uno aporta valor de diferentes maneras pero todos nos ayudan a ser mejores padres.

A ustedes gracias infinitas por eso!